La mochila en la montaña

Cada vez hay más gente que se echa al monte a caminar o sencillamente se va a hacer largas rutas de senderismo y muchos de ellos no llevan mochila o si la llevan lo hacen mal preparada o la inadecuada para la ocasión.

Con este post que voy a escribiros daré una  pequeña opinión sobre el uso de este objeto indispensable a la hora de salir al monte o hacer senderismo.

Antes de nada, he de deciros que no hay nada de ciencia cierta sobre esto, su colocación, relleno y sus usos, pero yo intentare ayudaros para que sepáis elegir una mochila adecuada para cada ocasión y saber cómo usarla.

Hoy en día hay muchos tipos de mochilas, tamaños colores formas etc. Pero al igual que con muchas cosas en esta vida no tiene que ser la mejor mochila aquella que tiene colores bonitos y sea muy llamativa (esta puede que a la larga nos haga mucho mal en la espalda).

Siempre que vaya a comprar una mochila tengo que saber el uso que la voy a dar, ya sea rutas de montaña de un día varios, rutas senderistas o la carga que la voy a meter.

Hoy en día las tiene diversos tamaños, La capacidad de cada mochila se mide por litros (si, se refiere a la capacidad de agua que entran, aunque está claro que no las vamos a llenar de agua).

Personalmente recomiendo mochilas de 30 a 35 litros para llevar en la jornada de un día, si la deseamos para pasar una noche o más pues usaría de 40 litros en adelante.

Ahora como debería elegir una mochila. Partiremos de la base que jamás habrá una  perfecta.

Lo más importante en lo que nos tenemos que fijar es en:

-       La capacidad.

 

-       La talla: si es como la ropa, la mochila nos tiene que quedar bien ajustada a la espalda, para saber la medida es muy sencillo, la longitud de la mochila será la misma distancia que tenemos desde el cuello hasta la cadera.

 

-       La espaldera: tiene que ser rígida y quedar bien ajustada a la espalda porque esta es la que va a repartir la carga al cinturón lumbar.

 

-       Cinturón lumbar: el elemento más importante porque por que va a transmitir el 80% del peso a las caderas, así liberaremos el peso a la espalda y se lo pasaremos a las piernas que aguantan más peso que esta.

 

-       Las hombreras: estas absorberán el 20% del peso de la mochila. Es importante que vaya bien ajustado para equilibrar bien la mochila y evitar que esta se nos mueva perjudicando a nuestra espalda.

 

COMO PREPARAMOS UNA MOCHILA.

-       En la parte inferior colocaremos el material ligero y que no vayamos a usar durante el día de la marcha (saco de dormir, ropa de muda etc.)

-       Pegado a la espalda y en la parte superior meteremos el material pesado y rígido para aportar mayor rigidez a la espalda yen la parte que no pega a la espalda meteremos la ropa que no usaremos u otros materiales.

-       En la parte superior podremos los materiales que, si usaremos ese día, ya sea comida, jersey, botiquín chubasqueros etc.

-       En la seta superior los objetos pequeños, pilas, frontal llaves, navaja, mapa etc.

-       En el bolsillo lateral meteremos la botella de agua, está siempre ha de ir recta y a mano para evitar quitarnos la mochila cuando vayamos a beber agua.

Manuel Carbajo Garcia
8/5/2021